Ir al contenido principal

Si padece dolor de espalda o cuello, dolores de cabeza, ciática u otros problemas musculares y articulares, puede beneficiarse de un ajuste quiropráctico. Los quiroprácticos se centran en los trastornos del sistema neuromuscular y utilizan técnicas no invasivas para ayudar a tu cuerpo a curarse.

¿Qué es un quiropráctico?

Los quiroprácticos son médicos especializados en el diagnóstico y tratamiento de problemas relacionados con los músculos, nervios, articulaciones, huesos y tejido conjuntivo. Se centran en la columna vertebral, pero también tratan las extremidades. Su enfoque es holístico y hace hincapié en la atención preventiva y la mejora de la función general. Los quiroprácticos no operan ni recetan medicamentos. En su lugar, utilizan ajustes manuales de la columna vertebral y otros tratamientos alternativos para alinear el cuerpo correctamente y estimular las capacidades de autocuración del organismo.

¿En qué consiste un ajuste quiropráctico?

Un ajuste quiropráctico, también llamado manipulación vertebral, consiste en aplicar una fuerza controlada a articulaciones específicas y ligeramente móviles de la columna vertebral que no se mueven correctamente o están atascadas. El objetivo es mejorar la movilidad y la alineación. El quiropráctico utiliza las manos o un instrumento manual para aplicar un suave empuje dirigido. Los pacientes suelen sentir un alivio inmediato. También pueden oírse ruidos de chasquidos al liberarse bolsas de gas alrededor de las articulaciones.

¿Por qué podría necesitar un ajuste?

Hay muchas causas posibles de desalineaciones de la columna vertebral que pueden afectar al funcionamiento del sistema nervioso. Las razones por las que los pacientes acuden a un quiropráctico incluyen:

  • Lesiones por accidente caídas, levantamiento inadecuado, deportes
  • Movimientos repetitivos debidos a malas posturas en el trabajo o al uso de ordenadores o teléfonos.
  • Artritisenvejecimiento, osteoporosis
  • El embarazo aumenta el peso y la tensión corporal
  • Tensión muscular por estrés mental y ansiedad

Los pacientes a menudo buscan tratamiento quiropráctico después de que otros enfoques médicos han fracasado para ayudar a los problemas en curso como el dolor crónico. Los quiroprácticos adoptan un enfoque integral para identificar las causas y no sólo los síntomas. Un ajuste ayuda a realinear correctamente el cuerpo para que se mueva y funcione de forma óptima.

¿Qué afecciones pueden tratar los quiroprácticos?

Los quiroprácticos pueden tratar muchas afecciones musculoesqueléticas relacionadas con desajustes de la columna vertebral o interferencias del sistema nervioso, entre ellas:

  • El dolor de cuello, dolor de espaldadolor irradiado en las extremidades
  • Dolores de cabeza, migrañas
  • Hernias discales, compresión nerviosa
  • Síndrome del túnel carpiano
  • Osteoartritis
  • Tendinitis, esguinces/tensiones
  • Ciática
  • Fibromialgia

Los pacientes pediátricos pueden recibir cuidados quiroprácticos suaves para problemas como la escoliosis, problemas de crecimiento y desarrollo y asma.

¿Qué métodos utilizan los quiroprácticos?

Además de la manipulación y movilización manual de la columna vertebral, los quiroprácticos pueden proporcionar otros tratamientos alternativos, entre los que se incluyen:

  • Descompresión vertebral terapia
  • Terapia de calor/hielo para aliviar el dolor y la hinchazón
  • Electroterapia como ultrasonidos o estimulación eléctrica
  • Acupuntura
  • Técnica de flexión-distracción utilizando una mesa especializada
  • Ejercicio y estiramientos
  • Terapias de tejidos blandos como masajes, movilización de tejidos blandos asistida por instrumentos o técnica Graston.

¿Cuál es su formación?

Tras cursar cuatro años de estudios preuniversitarios de medicina, los quiroprácticos completan entre cuatro y cinco años de formación especializada en una facultad de quiropráctica acreditada. Estudian temas como anatomía, fisiología, nutrición, radiología, diagnóstico diferencial, técnicas manipulativas, rehabilitación y mucho más. La educación quiropráctica hace hincapié en la formación clínica práctica bajo supervisión, como en la facultad de medicina. Después de graduarse, deben aprobar los exámenes de la junta nacional y los exámenes estatales de licencia para ejercer. Los quiroprácticos se consideran proveedores de atención sanitaria primaria y pueden diagnosticar, tratar y prevenir enfermedades o lesiones.

¿Cuánto dura el tratamiento quiropráctico?

Cada paciente es diferente. Las afecciones agudas pueden resolverse rápidamente con unas pocas visitas, mientras que los problemas crónicos pueden requerir un plan de tratamiento más largo, de varias semanas a meses, adaptado a sus necesidades. Su quiropráctico debe hablar con usted sobre los plazos y los progresos previstos. Los cuidados periódicos de mantenimiento también pueden ayudar a prevenir problemas futuros. Algunos pacientes descubren que las visitas mensuales o trimestrales alejan el dolor y la disfunción. Mantener el compromiso con el régimen recomendado proporciona los mayores beneficios.

Los ajustes manuales en los que se especializan los quiroprácticos hacen que sean necesarias y eficaces múltiples visitas a lo largo del tiempo. Las investigaciones confirman que la atención quiropráctica ofrece un alivio seguro y natural que mejora la calidad de vida de quienes sufren problemas musculoesqueléticos.

Dejar una respuesta